viernes, julio 31, 2009

NO DEBI VENIR...

¿Sabes?... Los más lindos detalles son las cosas que te hacer ser tú… Tu amistad es grandiosa… Se necesita contar con mucha suerte para encontrar un amigo como tú…

Nota: Del arte de la amistad puede nacer un bello y grande amor…

Llévame siempre en tu corazón… Te quiero…”

Alguna vez alguien a quien quise mucho me regaló esas palabras… Desde ese día creo en dos cosas: que a los buenos amigos no los olvida el tiempo o la distancia; permanecen guardados en el corazón, esperando el día de volverse a encontrar… Y también empecé a creer en el amor a primera vista…

Después de la visita que te hice hace un par de años, pensé que nunca más volvería a verte…

Te extraño… Extraño tanto a la niña aquella que, la primera vez que estuve aquí, me hizo tan feliz... Extraño esperar el día entero para, luego de un largo día de trabajo, encontrarla por la noche y mantener una agradable conversación… Extraño esperar mi última noche aquí para revivir aquel momento en que, solos en el pasillo, debí besarla…

Extraño aquella noche quiteña, en que bajo el umbral de la puerta y con la luna de testigo, ella pudo haber dicho “si”, y entonces, yo la habría besado…

(Siempre he pensado que esos dos momentos fueron claves en mi vida… Si alguno de ellos hubiera sucedido, probablemente esa linda niña sería hoy la mujer que me acompañaría el resto de mi vida…)

Debo confesar que te extraño, que siempre te extrañé, que no hubo un solo día durante estos cinco años en el cual no me hayas acompañado a cada sitio y a cada lugar que visité…

Donde sea que estuviese, también estabas tú, en mi mente y en mi corazón…

La visita de hace un par de años fue para decirte lo que ahora estás leyendo.

Me duele saber que estás tan cerca y no me dejas acercar…

Nunca supe por qué cambiaste tanto conmigo… Nunca supe en que momento te lastimé tanto para que ahora me demuestres tanta indiferencia…

Que quede claro una cosa: la promesa que te hice, que nunca más te volvería a molestar, te la he cumplido… En esta ocasión, yo no vine; me trajeron… Yo no pedí venir acá…

No soy tan ingenuo para esperar que, después de tanto tiempo, las cosas se mantuviesen igual… Tu vida y mi vida han seguido por rumbos diferentes, y probablemente no exista marcha atrás como para revivir esos momentos… Pero, aún así, te extraño…

Al menos esperaba encontrarme, sino a la persona a la que quise tanto (aunque nunca se lo haya dicho), al menos a la amiga que conocí aquí…

No pretendo nada con estas letras… De hecho, hubiese preferido decírtelas en lugar de que tú las leyeras… Solo quería que supieras lo que pienso, lo que siento, lo que me pasa… y lo importante que fuiste en mi vida…

3 comentarios:

cieloazzul dijo...

Ay! llegué aquí saltando en l a red, con la idea de encontrar una palabra que me sacara de mi nostalgía de hoy, y mira, la suerte me trajo a tus letras y me voy con la mas grande de las sonrisas...
Un placer!
Besos:)

Ŧirє dijo...

que estas palabras vuelen para llegar a su destnatario...
estoy segura que iluminaran su corazon...
abrazos.....

♀♥†♥ PERLA_DE_DIOS ♀♥†♥ dijo...

Extrañar es señal de vivir y seguimos respirando... Dios te Bendiga...